Fuente

Antes habíamos conversado sobre todas las fantasías que queríamos cumplir, te fui sincera sobre todos mis deseos y todo lo que quiero probar en pareja.

 

En un principio parecías extrañado con algunos de algunos de mis deseos, ¿cómo era posible que una de mis fantasías fuera estar con dos hombres?, note que quedaste pensativo y no sabías que responder ante mi.

 

Un día escuché de tú boca la frase mágica: «Quiero ser el Hombre que complazca tus fantasías».

No sabía que creer y cuando me dijiste que hiciéramos realidad mi fantasía de estar contigo y otro hombre, quede pensativa, miraste fijamente a mis ojos y con voz segura me dijiste: «busca un hombre que haremos el trío que tanto deseas».

Encontré quien fuera nuestra cómplice y llegado el día era un manojo de nervios, mi corazón latía fuerte y tú con tú mirada me hacías saber que todo estaría bien.

Comenzamos tú y yo a disfrutarnos y luego me llevaste hasta el otro, te sentaste cerca de la cama y podía ver el fuego en tus ojos, disfrutabas ver cómo otro hombre me embestía y yo disfrutaba verte y saber que estabas complacido.

El momento cumbre fue cuando tú estabas tomándome por la espalda mientras el otro estaba entre mis piernas y me decías al oído «te estoy dando lo que más deseabas».

En ese momento supe que la magia existe.

Es sólo seducirte, te dejas?

 

Banner creado por @drawing4life

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »