muejr luna
Fuente

Mi nombre es Lilith, vivo en la ciudad de Valencia y trabajo como ejecutiva de Marketing en una reconocida Compañía, de profesión soy Licenciada en Marketing con algunos estudios más, mi piso esta en una zona muy comercial tiene varias habitaciones y salones amplios ideal para recibir visitas, mi edad esa me la reservo. Soy una mujer alta de cabello oscuro, ojos oscuros y de mirada profunda, mi piel es blanca y mi contextura de buenas curvas, uno de mis principales atributos es mi manera de caminar, no hay sitio donde llegue que no me haga notar, me considero una mujer sensual y segura de mí y eso lo transmito a todo mi alrededor, me encanta explorar mi sexualidad y experimentar todo tipo de placeres; he experimentado mucho con los juegos de cambio de roles.

 

Enfermera
Fuente

Recuerdo algunos roles que he probado con algunas de mis parejas, digo algunas porque no todos han sido prestos a experimentar y esos bueno esos no duran mucho en mi sistema, por ejemplo una vez use el de Enfermera Traviesa, use mi disfraz y mi chico se hacia el enfermo, yo le tocaba su cuerpo para chequear sus signos vitales, con un especulo escuchaba como latía rápido su corazón, con el termómetro medí su temperatura en su boca y en su culo, me excitaba mucho cuando rozaba mis tetas con su cuerpo y su rostro, lo más divino de los juegos de rol es que el follar es más intenso. En otra oportunidad fui la Presa de un Policía, en este rol disfrute ver a mi chico en ese traje que lo llenaba de poder, era un fetiche verlo caminar y excitarme con el uniforme, me colocó esposas y me llevo al asiento trasero de su coche y paseamos hasta encontrar un lugar solo donde se estacionó y me saco del coche, me coloco de espaldas a él y follamos al aire libre y luego en el coche, ufff me encanto la adrenalina del momento.

 

El fin de semana pasado, conversaba con mi amiga Uma mientras compartíamos un café en el Saler sobre nuestras vivencias sexuales y me pregunto si algunas vez he sido Escort y le dije que no sabía de que me hablaba, entonces Uma me explico que son putas en Valencia de lujo y ofrecen servicio de compañía a eventos y en algunas ocasiones también sexo. A lo que enseguida replique: Uma una puta siempre tiene sexo, a lo que ella respondió Lilith pues una Escort NO, porque se les contrata para que sean la mejor compañía, es muy importante su educación, para deslumbrar en una ocasión especial y el sexo es adicional puede que no ocurra.

Ante estas palabras, creció mi morbo, cómo sería que me contraten para salir con un hombre, ¿sería capaz de disfrutar? ¿tendría sexo con alguien que pagó por mi compañía? ¿me resistiría a tener sexo con alguien que pago por mi?, eran demasiadas preguntas como para dejarlas sin respuesta, comencé a investigar y conseguí un sitio de putas en Valencia y ofrecen el servicio de contratar Escort de lujo, les contacte (algo que no fue fácil) y exprese mi interés por ser parte de sus Damas de Compañía, me entrevistaron y tuve que demostrar toda la educación que hasta ahora he recibido, por un momento pensé que solo ser atractiva y segura me bastaría, pero ellos fueron muy claros que sus clientes buscan un menú completo: cuerpo y cerebro, ellos se aseguran de ofrecer el mejor servicio, luego de varias pruebas logré ser aceptada y esperaba ansiosa mi primer llamado, no sabía si sería para una cita en el club o acompañaría a alguien a un evento (en este momento recordé que no especifique que prefiero los hombres) y finalmente llego el día.

 

 

Mujer al telefono
Fuente

Sonó el teléfono, escuche la voz que me decía: querida Lilith sus servicios de compañía han sido solicitados por uno de nuestros clientes, decide aceptar realizarlo?  Sin pensarlo respondí SI, ok debe presentarse en el club el día Sábado a las 8pm, le buscarán aquí, el servicio será acompañar a nuestro cliente a una cena de reconocimiento de su socio, es de gala, por lo que le pedimos se vista apropiadamente, cualquier duda siéntase libre de comunicarse con nosotros.

Llego el día sábado, elegí en mi armario un vestido negro ceñido al cuerpo con una abertura latera muy elegante, arregle mi cabello y fui con mi maquillador de confianza, me presente en el club y a la hora pautada llegó a buscarme un hombre de mediana edad, alto, usaba un esmoquin negro, zapatos elegante y un reloj que resaltaba a la vista, ni hablar de lo bien que olía su perfume, su nombre Alberto. Luego que nos presentamos nos dirigimos a su coche y allí me explico de que se trataba el evento y me preguntó como deseaba que me presentará y le dije simplemente Lilith.

vestido largo negro
Fuente

En el carro se dejaba ver mi pierna derecha que salía por la abertura del vestido, él me agarró la mano y mi corazón salto, en ese momento me di cuenta que era real, estaba viviendo el rol de ser una Escort y lo estaba disfrutando a tal punto que en el camino tenía que apretar mis piernas inconscientemente por lo excitada que estaba, él es un excelente conversador y eso aumenta mi temperatura, es impresionante como un simple intercambio de ideas puede hacer que tenga que respirar profundo, estaba junto a un hombre inteligente y atractivo que me había contratado para acompañarlo según me comentó porque le intereso el saber que soy ejecutiva de marketing y en realidad en el camino hablamos mucho de mi mundo y algunas estrategias que he aplicado, sin darme cuenta comenzó a hablar en inglés y yo le seguí a lo que me dijo: muy bien, algunos de mis socios hablan en ingles y es importante que mi acompañante también lo haga, quede muy alagada con su comentario y debo confesar que mi coño se mojo por completo al hablar en otro idioma.

Al llegar a la gala se bajo del coche, abrió la puerta y me tendió la mano para salir de el, entramos al salón y comenzamos a saludar al resto de los invitados, yo me sentía toda una Diosa, estaba allí siendo una puta de lujo y me gustaba, llegado el momento tocaron música bailable y me invitó a la pista a bailar un meregue, mientras bailábamos podía oler su perfume, me sujetaba firmemente de la espalda, paseamos toda la pista cada vuelta que me hacía dar era como sí me exhibiera ante todos, al regresar hacía él podía sentir su firmeza y soltura de cintura mientras acercaba su rostro al mio, sin notarlo aproximó su boca a mi oído y podía escuchar su respiración, en par de oportunidades me expreso que había sido una buena elección, eso elevaba mi ego de mujer.

Nos dirigimos a la mesa y al sentarme sentí el roce de su mano en mi pierna descubierta, no se que me excita más el roce contra mi piel, el ser una dama de compañía, el saber que me contrataron por mi educación, que él sea atractivo, es una combinación de muchas sensaciones, realmente es un rol que estoy disfrutando y que aumenta aún más mi seguridad de mujer. 

Al cumplirse el tiempo contratado, dejamos el evento y nos dirigimos nuevamente al club, en el camino no podía evitar moverme de manera sugerente y seducirle, me sentía poderosa en mi rol de compañera y el saber que el sexo no era requisito me hacía querer provocarlo, mis ganas se notan en mis ojos y en mi imaginación pasa de todo y de todas las maneras posibles, ¿será que todo lo dejo en mi mente? ¿será que follamos en el carro mientras el maneja? ¿nos vamos a una habitación y follamos?….

Pasado el tiempo llegamos al club y muy amablemente me acompaño hasta dentro y le comento al encargado que había disfrutado de mi compañía y que como siempre ofrecen las mejores putas en Valencia de lujo.

Me quede unos minutos conversando con el encargado de mi experiencia y le dije que había disfrutado mi rol de Escort y que de hecho me excito, podría volverlo a experimentar.

Con las hormonas alborotadas llegué a mi piso, retire mi vestido poco a poco y su roce con mi piel me recordaban las manos y las conversaciones de mi compañía de hoy, es inevitable tocar mi cuerpo, acariciarme, hoy me dedicaré a darme placer y disfrutar a plenitud este nuevo rol que he jugado. Ya veremos si lo repito.

mujer
Fuente

  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »