Fuente:Propia

Me veo ante el espejo con esa camisa que huele a ti, al usarla siento tu piel que toca la mía.

Recuerdo cómo con tu mirada recorres mi cuerpo y come cada parte de el, solo pararme frente a ti es sentir como me admiras y entra en mi ese fuego que sale de tus ojos.

Es sentir esas ganas de entregarte y dejarme usar tu piel como lienzo para marcar mis caricias.

Es sentir tu desperación por saber que viene y a la vez tu calma de saber que todo lo que haré te hará vibrar cada parte de ti.

Tus ansias son las mías, tu calma es la mía, tu mente es mía y me encargo de cuidarle como ese maravilloso tesoro que eres.

Me sientes y te siento?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »