Tantra
Fuente

Al hablar de Tantra muchas veces se nos viene a la cabeza: Sexo Tántrico, ya que estamos acostumbrados a asociarlo con lo sexual y resulta que el Tantra es un todo, no sólo es sexual, reconoce que todo nuestro alrededor y nosotros somos uno, son muchas las definiciones que se pueden encontrar y es que a través de los siglos ha tenido ramificaciones debido a las diferentes interpretaciones, en mi caso lo he conocido a través de los pensamientos de OSHO y a través de ellos desarrollaré el tema.

Fuente

Algunas veces comenzamos a sentir cosas y no sabemos que son, también tenemos maneras de pensar que desafían lo que conocemos y entramos en conciencia que somos un poco diferente con respecto a otras personas, en mi caso he sido crítica de la religión católica en la cual crecí y es que no entendía cómo podíamos ver a Dios cómo un ser al que temerle o por qué la sexualidad era vista como algo que debía reprimirse, en algunos años eso me causo conflictos internos hasta que decidí vivir y sentir a mi manera y poco a poco fui encontrando personas afines a mi y conociendo otras «filosofías» que estaban más acorde con cómo veía el mundo.

Fuente

Conocí el Tantra a través del libro «Tantra, Espiritualidad y Sexo» de OSHO y leerlo fue como leerme a mi misma, la manera cómo explica que somos parte de un todo y que lo más importante es SER, cultivar nuestra conciencia a través de nuestra espiritualidad y vivir el sexo como un acto sagrado y una manera de conectarnos al Universo, a la Divinidad, que el acto sexual es la forma de que abandonamos la dualidad y nos convertimos en UNO, eso para mi fue revelador porque lo he sentido y no sabía qué era o cómo explicarlo, ese es el momento en que dejas de estar en la Mente para estar en el Sentir, que es la base del Tantra.

El Tantra es dejarnos llevar, es vivir el aquí y el ahora, sintiendo todo lo que nuestro cuerpo nos dice, dejar de estar en la Mente para estar conscientes de nosotros mismos y de todo lo que pasa a nuestro alrededor sin juzgarlo, sólo disfrutarlo.

 

«El Tantra no es una religión, porque la religión básicamente se entiende, a favor de lo divino, en  contra de lo animal así que cada religión es parte del conflicto. El Tantra no es una técnica de lucha. Es una técnica de trascendencia. No lucha con lo animal, no está a favor de lo divino. Está en contra de toda dualidad. Realmente no está a favor ni en contra. Esta simplemente creando una tercera fuerza dentro de ti, un tercer centro de la existencia donde no eres ni animal ni divino. Para el Tantra ese tercer punto es advaita, ese tercer punto es no-dualidad. El Tantra dice no puedes alcanzar la unidad luchando inmerso en la dualidad. No puedes llegar al punto de la no-dualidad mientras estés eligiendo una cosa en la lucha de la dualidad. Elegir no te llevará a lo absoluto, sólo un estado de testigo sin elección. 

Esto es muy fundamental para el Tantra, y es por esto que el Tantra nunca fue entendido correctamente. Ha sufrido de malas interpretaciones a lo largo de los siglos, por que en el momento que el Tantra dice que no está en contra de lo animal, tú empiezas a sentir como si el Tantra estuviera a favor de lo animal. Y en el momento que el Tantra dice que no está a favor de lo divino, entonces empiezas a pensar que el Tantra está en contra de lo divino. Realmente, El Tantra está a favor de ser testigo sin elegir. No estés con lo animal, no estés con lo divino, y no crees un conflicto. Simplemente regresa, simplemente distánciate, simplemente crea un espacio entre tú y esta dualidad y conviértete en una tercera fuerza, en un testigo, desde donde puedas ver tanto lo animal como lo divino.» Fuente
Fuente

En principio cuando lees cómo OSHO presenta el Tantra, puede resultar confuso porque estamos acostumbrados a que todo tenga una explicación racional, lógica y de extremos, para nosotros existe lo bueno y lo malo, eso de todo simplemente existe y nos enseña suele ser complicado de digerir, mi afinidad con el Tantra comenzó por el aspecto de que todos somos la divinidad, somos uno y que la sexualidad es sagrada y el camino para la iluminación, seguir el Tantra es realizar un trabajo hacia adentro de nuestro SER, de conocernos, aceptarnos y fluir, se escribe sencillo pero es un camino largo, lleno de tropiezos y dudas, es simplemente vivirlo y lo simple nos cuesta entenderlo.

Fuente

OSHO enseña que:

«el Tantra utiliza el acto sexual para integrarte, pero tendrás que adentrarte en  él muy meditativamente, olvidando todo lo que has oído sobre el sexo, lo que has estudiado acerca de él, lo que la sociedad te ha dicho, lo que la Iglesia, la religión y tus profesores te han dicho… Olvida todo eso e implícate totalmente.»

Y es que cuando te adentras en el Tantra te haces consciente que el acto sexual es más que sólo cuerpos, conoces que además es energía y que la energía sexual es creadora y que cada uno esta conformado tanto de energía sexual femenina, como masculina y es importante cultivarlas para equilibrarlas y así permitir que todo fluya.

Fuente

En mi caso para cultivar mi energía sexual, utiliza ejercicios de respiración y masajes tántricos. Los masajes tántrico llevados por un buen terapeuta te ayudan a desbloquear tus chacras, a disolver las creencias limitantes que evitan el disfrute y vivir el acto sexual como un todo, además también trabaja el equilibrar las energías sexuales femeninas y masculinas, por el sistema actual que vivimos muchas mujeres tenemos mucha energía masculina y a través de los masajes tántricos barcelona podemos trabajar en relajarnos, en sentir, en abandonar el control y estar más dispuestas a recibir, también ayuda para liberarnos del pasado y dar la oportunidad de continuar y así vivir más el Tantra, los masajes nos ayudan a ser más consciente del aquí y el ahora y que todo lo que hallamos vivido está bien y ha sido necesario para aprender y convertirnos en una mejor versión de nosotros mismos.

Por eso para mi los masajes son parte importante para vivir el Tantra, ya que los masajes tántricos no son sólo tocar nuestro cuerpo y ayudarlo a relajarse, es también una terapia que ayuda a complementar el camino del Tantra.
Espero poderles haber transmitido un poco de cómo veo y vivo el Tantra y que también se animen a investigar un poco más y se atrevan como yo a SER y dejar fluir, este es un camino largo que apenas comienzo y espero seguir aprendiendo.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »