Fuente

 

Me despierto y extraño tus besos, el recuerdo de ellos recorriendo mi cuerpo me acompaña durante el día.

Esos besos que además de besar mi boca, besaban mi alma, besaban nuestra entrega, nuestro sentir, con un beso sentíamos el máximo de los placeres.

Recordar cómo besabas mis senos y esa sensación orgásmica viene de nuevo a mí, recuerdo sentir tus suaves labios en ellos y cómo con tú lengua los recorrias, te pienso y se me endurecen los pezones, eres el más placentero de mis recuerdos.

Aunque hoy no sienta tus labios y tú lengua en mi cuerpo, mi mente te recuerda y vuelvo a sentir esa delicia.

Es sólo seducirte, te dejas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »